viernes, 29 de abril de 2016

CONSUELO DE LOS PECADORES. (DE MARÍA A JESÚS)




CONSUELO DE LOS PECADORES
DE MARÍA A JESÚS

Si supiéramos verdaderamente
como es la Madre de Dios
más no alcanzamos ni
alcanzaremos porque Dios
la guarda con celo en su profundidad,
incompresible para nosotros,
la aparto de la urbe la lleno de humildad,
escondida, como una simple flore-cilla
que el universo se estremece en contemplar.
Obediente, tan humilde y sencilla
y a la vez tan sumergida en el plan de Dios.
Que los Ángeles se anonadan y los Santos la alaban
sin llegar a penetrar en los designios
que la Santísima Trinidad la enmarco,
como  la Madre de Dios.
Si supiéramos penetrar en ese misterio
que la envuelve, en su anonadamiento…
nosotros no la conocemos ni aquí entenderemos
en el incompresible pedestal donde Dios mismo la tiene
con su cuidado especial, a esa hermosa criatura
que de nada se valora, solo Dios la guarda y la llena.
La llena de Gracia, Inmaculada Concepción.
Al pedido de su Hijo, con su espada más clavada, obedeció,
de tal manera, se prodigó, buscando a sus hijos,
consolándonos atrayéndonos, al Amor de sus Amores,
sin descanso llamó de un confín al otro,
peregrina y dadora de gracias la más sublime,
entre todo género humano, sólo la Santísima Trinidad la superó
 hermosa sin mancha, pureza sin igual,
manantial de dulces aguas, más que la miel en panal.
OH Madre Celestial primorosa sin mancilla
blanca paloma, que al mismo Dios cautivó
Llévanos a Tu Hijo Madre, llévanos  de la mano
Contritos y fervorosos con alegre semblanza
Alas Bodas del Cordero, vestidos de Gala.


Autora:   Mercedes Ramos


viernes, 11 de marzo de 2016

VIRGEN DOLOROSA REINA DEL AMOR



1. Virgen Dolorosa  Reina del Amor.
Madre Sufrida,
En la Cruz del Redentor.

2. Con Tu Hijo Agonizando,
Guardas silencio.
Te haces corredentora del Universo.

3. Libras la Batalla,
De la primera Eva.
En tu interior la espada, se clava llena.

4. Al escuchar, clamar a tu Hijo
En un grito desgarrado,
¡Padre, ¿Por qué me has Abandonado?

5. Virgen Dolorosa Reina del Amor.
Madre sufrida,
En la Cruz del Redentor.

Autora: Mercedes Ramos.


VIRGEN DE GUADALUPE




La hechura de tu talla,

El brocado de tu tocado,

Ni las estrellas  tienen mano;

Para hacer brillar ese tu manto,

Esculpido con kirieleisón

Mirada del Espíritu Santo.

En esos ojos que esbozan

Llamaradas de santo…

Santo, y dulce el nombre,

que al Mundo diste alud.

¡Hermosa como ninguna!

Te llaman los mejicanos.

Suben y bajan al cerrito,

donde apareciste a Juan.

Cuantos como ese hijo

quisieras Madre tener,

toda Latinoamérica,

Te Aclama y te Ama.

Los españoles, cantan…

¡Reina de los Corazones!

Cuida a todos los pueblos

Del Mundo entero.¡Guadalupana! 

Intercede a Tu Hijo, que...

Perdona nuestras deudas…

Y danos cobijo en Tu Casa.


***
Autora: Mercedes Ramos.



martes, 8 de septiembre de 2015

OCHO DE DICIEMBRE LA INMACULADA CONCEPCIÓN




Ocho de diciembre
Fecha señalada
De la Inmaculada.
Lo
s cristianos
Esperanzados
En ella confiamos.
La humanidad
Se regocija
De ver la profecía.
Imitamos su canto
Y alabamos al señor.
Contritos, le pedimos perdón.
Bella eres María, toda Pura
Inmaculada Concepción.
¡Creada para ser Madre de Dios!
Es tan sublime tu hechura...
Qué el mismo creador musitó
¡OH! ¡NO LA HE PODIDO HACER MEJOR!! .

************
Autora: Mercedes Ramos.

lunes, 17 de agosto de 2015

POEMA A MARÍA AUXILIADORA




María auxiliadora
Reina de los cristianos.
Te sentimos protectora
Y de tu hijo hermanos.
***
"padre nuestro"

Llévanos dulce señora
En tus brazos amorosos
Para sentirte muy cerca
De tus benditos auxilios.
***
"Ave María"


Llévanos muy cerquita
Bendice a nuestra Familia
Estamos orgullosos...
Que seas nuestra mamita.
***
"Ave María"

En las asechanzas auxílianos
Del enemigo, adviértenos.
Del anticristo, sálvanos.
De las calumnias, protégenos.
***
"Ave María"

Guíanos en nuestra vida
Por el camino de perfección.
Para abrazar a tu hijo
En la cruz de redención.
***
Gloria...
(Se pide petición)

Autora: Mª Mercedes Ramos

martes, 7 de octubre de 2014

OH DULCE CORAZÓN DE MARÍA





OH dulce Corazón de María amplia celosía
Que albergas con ternura, la herencia prometida.

Eres primorosa reina y Madre mía.
La más generosa, humilde y sencilla.
Con tu clemencia intercedes, Madre sin mancilla.
Por tus hijos imploras, al Rey de la Gloria.
Hija del Eterno Padre, morada de Trinidad.
Madre del verbo encarnado, fortaleza, en el calvario.
Esposa, del Espíritu Santo, llena de gracia, y dignidad.
Madre de la Iglesia, protectora de la suplica Humana.
Maestra de los Apóstoles, regla, de sencillez y humildad.

OH dulce Corazón de María, amplia celosía.
Que albergas con ternura, la herencia prometida.


Autora: Mª Mercedes Ramos.



martes, 15 de julio de 2014

¡POEMAS MARIANOS! NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN



¡Virgen Inmaculada! ¡Excelsa flor del Carmelo!
Rodeada de serafines te elevan al Trono
Del mismo Dios de la gloria.
Guíanos dulce señora, en este destierro.
Enséñanos el secreto de la plegaria.
Condúcenos a la Cruz, sendero verdadero.
Sé nuestra Soberana, Madre y Abogada.
Llévanos por tus sendas a las puertas del Cielo.
¡Santa María del Monte Carmelo!
Bienhechora, de la tierra fecunda.
Aire fresco que al Espíritu reconforta.
Dulce Señora, que nos vistes con tu manto.
Te dignas favorecernos con tu Esfinge Bendita
Que de tu mano graciosa, fluye como Reliquia.
¡El Escapulario! Sello, que nos define y nos arropa
Y de mortaja nos sirve, como Prenda Salvadora.

Autora: Mercedes Ramos.

martes, 29 de abril de 2014

lunes, 2 de diciembre de 2013

GRACIAS INMACULADA CONCEPCIÓN




Soñé con un Resplandor de estrellas diminutas bordeando un manto azul con bordados de oro y piedras de rubí.
El cielo se volvió luminoso, y un olor muy sutil
Me embriago, un canto angelical se oía a lo lejos qué me lleno de paz.
El manto cubría una mujer casi niña con los ojos más hermosos qué jamás vi. La linda cabeza con cabellos oscuros, y largos; la ceñía una corona con diamantes, y grandes estrellas.
Le caía por detrás un velo de seda blanco, con crucecitas luminosas con unos rayos que caían hacia la tierra.
Su rictus sonriente sin que se viesen los dientes
Con una ternura y suavidad exquisita, de quedarte prendado a sus pies, que los tenía descalzos pero que apenas se veían por las rosas que los cubrían.
Me desperté con el ruido del despertador.
No me pude despedir, espero volver haberla otra noche.
Pero no hizo falta por la mañana al ir a Misa a la Inmaculada, la mire y sentí su presencia
Más dentro de mí.
Gracias Madre, gracias Inmaculada Concepción. 


Autora: Mercedes Ramos.