lunes, 29 de abril de 2013

POEMA A MARÍA REINA DEL UNIVERSO




Señora, dueña del Universo.
Reina, de la Creación del Mundo.
Destinada para llevar el Triunfo
Aplastando las obras del maligno
Con beneplácito de la Santísima
Trinidad. Rodeada de las potestades
Angélicas, en un trono inalcanzable
Al genero humano, mujer vestida de sol.
Tabernáculo, y cuna Celestial de Dios.
El Mundo reconocerá y verá el Pedestal
De tu gloria, por tu Sí, fecundo, de humildad.
Brilló tu fe, y fuiste la preferida desde toda la eternidad.
Diste consuelo como nadie a la Santísima Trinidad.
No perdiste el horizonte, acogiste a la humanidad
Errante, y te hiciste Corredentora en el Calvario.
Tu Hijo, te dono como Madre, y fuiste nuestro consuelo.
Medianera te hizo repartiendo las gracias, que de tu mano
Brotan, dando según la fe de tus fieles, abogada en el camino
De quien te solicita, Madre generosa, dulce Señora, sarmiento
Fecundo, acógenos en tu regazo para que salga del lagar buen vino.


Autora:  Mercedes Ramos

domingo, 28 de abril de 2013

POEMA A LA VIRGEN DEL SILENCIO





El silencio recomendado,
Para escuchar la voz
Del dulce Huésped.
Yo quiero saber como hacer...
Y por eso, ¡Virgen del silencio!
Se mi maestra en esa practica
Tan sutil, para acallar las miles de voces...
Que irrumpen, casi sin avisar.
En este Mundo que nadie calla;
Y nonos entendemos, Maestra mía,
Prepara la tierra buena, con esa sutileza...
Para entablar un coloquio mudo
Con golpes calidos, que a medida
Que saboreas la llama que abraza,
Gustas más de ese no decir nada.
¡Virgen Santa, del dulce silencio!
Llévame a los atrios del Amado
Quiero escuchar el susurro de su canto.
Las suaves notas,
De Amada Mía Cuanto Te Quiero.




Autora: Mercedes Ramos

UNA MADRE NUNCA OLVIDA A SUS HIJOS




Cuantas visitas la bienaventurada Madre de Dios
Se digna hacer,  en estos tiempos de gran confusión.
Visionarios profetizan mensajes de María y del Señor…
Es tal la preocupación, que casi a diario tenemos conexión
Cuidado hermanos no caigamos en error, mirarlo con atención
Ya que el engañador siembra camuflado.
Pero el evangelio es nuestro timón.
Oremos con María y los discípulos,
la venida del Espíritu Santo.
Santa María, Madre del Resucitado,
 olor a incienso de Jesús Eucaristía.
Condúcenos a lo profundo del Corazón,
para conectar con el espíritu y discernir su palabra,
Tú maestra  de oración, en coloquio con Tu Esposo,
 llévanos al resplandor de sus dones,
con tu ejemplo cotidiano que todo lo santificas,
dando frutos de Santidad, acoge al género humano,
 simplifica nuestro pensar y discernir,
 para hacer siempre la voluntad,
Del Padre del Hijo y del Espíritu Santo.


Autora: Mercedes Ramos