domingo, 3 de mayo de 2009

MES DE MAYO, ¡HA LLEGADO EL MES DE MAYO!



Mes de mayo, ¡ha llegado el mes de mayo!
Con el agua cantarina, y los brotes de los árboles
Con el sol que nos calienta del duro invierno
Pero sobretodo con flores de todos los colores

Y eso me recuerda el mes de las flores que a por fíat
Llevamos a María reina de nuestros corazones.
El Primer Domingo, día de la Madre,

Que yo recuerdo siempre Por que la reina del cielo
En ese día quiso llevarse a mi madre.
Vaya mi oración, mi beso y mi flor.

Pero en ese día para las dos.
Dulce Madre mía mi espíritu…
Se inflama, al pensar qué algún día
Entraré en tu Celosía, para gozar,
En Tu presencia de la madre mía.
Pero más goza mi alma, cuando…
Las dos madres mías me franqueen
La entrada, para congratularme de dicha,
En la ¡Visión Beatífica!
¡Oh qué sublime gran día!
Siempre siguiendo tu estela…
Confiando en tu promesa.
En este sábado, del primer día de mayo.

Repito una vez más, los cinco primeros sábados…
En reparación de tu divino corazón.
Traspasado de dolor por tanta ingratitud.

Con tu ayuda virgen santa,
quiero reparar tu dulce Corazón.

Y pedirte que limpies mi alma con Tu Manto Virginal

Para poder recibir a Tu Hijo, con Ardiente Caridad.


***

Autora: Mercedes Ramos