domingo, 19 de mayo de 2013

POEMA A NUESTRA SEÑORA DEL PERPETUO SOCORRO


 
Virgen del Perpetuo Socorro
Cuanta Solicitud Madre Mía
De querer qué, Venerásemos
En esa advocación, y te alabásemos
En un templo de Dios,
Por mucho que se empeñasen
En retenerte, por mucho que te escondiesen.
Tu Amor de Madre, en Socorrernos…
Con tu Bella Imagen, y de tanto Sentimiento.
Un Icono singular, y de tanto Sufrimiento.
Para por fin Madre, seas Amada y Conocida.
Venerada y Contemplada, por tanta Gracia Derramada.
Te suplicamos María, Paloma Blanca, escogida…
Para traer al Mundo, la Luz de la Verdad y la Vida:
Del Fruto que nos Alimenta, para la Vida Eterna.
Socórrenos dulce Madre, en todas las adversidades.
De las acechanzas del maligno, líbranos, en tentaciones,
Fortalécenos, y en la hora de la muerte, Acompáñanos.
¡Llena de Gracia Eres! Tú la llave tienes, mándanos…
La lluvia de tus Mercedes, ¡Inmaculada Concepción!
Ábrenos la Puerta, con tu Socorro de Salvación.

************

Autora: Mercedes Ramos