sábado, 2 de agosto de 2008

MARÍA CON JESÚS Y SUS PADRES SANTA ANA Y SAN JOAQUIN




Lograste con tu oración Santa Ana Bendita
A legrar al Señor, y a tu marido Joaquín.
Quién os iba a decir que traeríais a la Madre del Salvador.
Santa Ana, perseverante y llena de Fe, la cuna humilde...
Sin saberlo era de tan sublime hechura.


Joaquín, fuerte y templado; para esperar ya a sus años. Un retoño de la Tribu de Judá, y coronando el mutuo Amor Profesado, en tan regia familia; proveniente de la casa de David.


No quiero dejar de señalar la importancia que los padres de la Santísima Virgen; tienen para las Familias. donde, en la oración oculta y perseverante, se puede sacar mucho fruto en nuestros días también.


Somos piezas claves de este ajedrez, importantes los Reyes; cómo los peones, para formar la unidad de la Iglesia Triunfante de Jesucristo.
Padres Augustos de María, enseñarnos a caminar, y enseñar a nuestros hijos; el verdadero camino de Salvación.

Autora: Mercedes Ramos